Top Logotipo PTS-USB

Mostrando artículos por etiqueta: desarrollo tecnologico
Mostrando artículos por etiqueta: desarrollo tecnologico

Carlos Díaz, ingeniero egresado de la Universidad Simón Bolívar,  presentó el proyecto en la Universidad Simon Fraser de Canadá. La era de los bastones y lazarillos podría estar llegando a su fin.

GABRIEL BARRETO | EL UNIVERSAL
La era de los bastones para ciegos y los perros lazarillos podría estar llegando a su fin. Y es que una nueva herramienta tecnológica podría permitir a las personas invidentes percibir el mundo que los rodea con tan sólo utilizar un guante y una cámara. Se trata de un sistema desarrollado por el ingeniero venezolano Carlos Díaz como parte de su proyecto de Maestría en la Universidad Simon Fraser de Canadá.

El ingeniero, egresado de la Universidad Simón Bolívar (USB), diseñó el prototipo de un software que les permite a las personas invidentes percibir los diferentes elementos que se encuentran en el ambiente sin necesidad de tocarlos.

Para ello se utilizó una cámara 3D que capta los elementos que la persona tiene al frente, además de un guante que emite vibraciones a los dedos cuando el objeto está cerca para facilitar su posición, distribución espacial y tamaño.

Para hacer su proyecto, Díaz se valió del sistema Kinect, desarrollado por Microsoft, que permite a los usuarios controlar e interactuar con la consola de videojuego sin necesidad de contacto físico, pues su interfaz es capaz de reconocer los gestos, la voz/sonidos y los movimientos de diferentes objetos e imágenes.

El ingeniero Díaz explicó que las imágenes captadas por la cámara 3D son procesadas por un computador que crea un modelo tridimensional de los objetos, mientras que la 2D registra la posición de los dedos del guante, que emite vibraciones cuando el usuario toca los modelos virtuales.

"El usuario cuenta con un espacio de escaneo en el que se puede tocar, interactuar y penetrar virtualmente los cuerpos, aprendiendo a percibirlos, ubicarlos, medirlos, contarlos y diferenciarlos", detalló Díaz, quien añadió que la idea es que en el futuro las personas caminen con el casco y en su mano perciban, mediante vibraciones, una imagen táctil del entorno que los rodea.

Una de las bondades del software es que podría disminuir los tropiezos a los que las personas invidentes están expuestas a diario, además de que les permitiría encontrar objetos sin requerir ayuda.

El proyecto presentado por Díaz tuvo una fase experimental en la que a un grupo de voluntarios se le vendaron los ojos para comprobar la funcionalidad de la herramienta y se determinó que éstos eran capaz de encontrar diferentes objetos y clasificarlos según sus dimensiones.

Aunque este proyecto está en período experimental, Díaz vislumbra que el dispositivo podría simplificarse aún más, sustituyendo el casco por las famosas gafas del gigante de Internet -las Google Glass- que ya incluye cámaras miniaturizadas; mientras que el computador vendría a ser el teléfono inteligente del invidente, al que habría que añadirle el software que convierte las imágenes en modelos tridimensionales.

Se han adelantado los registros de patentes y contactos con empresas

La consolidación del Instituto de Desarrollo Tecnológico e Innovación de la USB, así como la aplicación y transferencia tecnológica de los centros que lo conforman, son las bases para el surgimiento, comercialización y negociación de proyectos cuyas regalías puedan garantizar la sustentabilidad de la investigación y el progreso de nuevos planes de la universidad

Apostar al conocimiento y al desarrollo tecnológico generado en la Universidad, contando con el capital humano como principal garante es una de las propuestas del Instituto de Desarrollo Tecnológico e Innovación de la USB, organismo creado hace dos años para atender las necesidades del sector industrial del país, ofrecer formación, asesoría, innovación, investigación y desarrollo, así como divulgación y promoción de la ciencia y la tecnología como una actividad importante de acción social.

Renzo Boccardo, coordinador del Instituto, explica que en la coalición entre los cinco centros de investigación que lo conforman, prevalece la intención de generar desarrollos tecnológicos eficaces al parque industrial del país, con la idea de que surjan ventajas cuyos beneficios impacten a la Universidad. Boccardo usa como ejemplo el caso Gatorade, uno de los más sonados en cuanto a regalías, cuya fórmula, creada por investigadores liderados por Robert Cade, profesor de la Universidad de Florida, generó una patente que le ha dado ingresos a esa institución por más de cien millones de dólares. “Se trata de aprovechar las regalías de un desarrollo o conocimiento nuevo aplicado a la industria y que sirvan para el diseño y desarrollo de nuevos proyectos”, en la universidad.

Los cinco centros que conforman al Institito son: Centro Tecnológico de Desarrollo de Máquinas y Productos, Ctdmp, Centro de Caracterización, Desarrollo e Innovación en Materiales, Cecadima-USB, Centro de Gestión de la Tecnología y la Innovación CeGesTec+i, Centro de Geofísica, Cgoc y Centro de Divulgación de la Ciencia, Didactrón.

Los trabajos que se adelantan en los centros del Instituto están orientados a la aplicación y transferencia de tecnología, asegura Boccardo, quien agrega que hay varios que se perfilan atractivos, y que, conjuntamente con el Parque Tecnológico Sartenejas, buscan patentar y comercializar.

Proyectos

Por los momentos, dice, existen desarrollos que apuntan a la solución de problemas específicos, como el de proceso de producción de la Bioemulsión, que ya está patentado y que consiste en usar las aplicaciones de la microbiología en el área petrolera en ambientes cerrados; el proceso de la extracción de azufre y metales en compuestos derivados del petróleo, también patentado por la Universidad; y el desarrollo de un polímero con alta capacidad de absorción de agua y rápida descomposición, aplicable a la industria de pañales y toallas sanitarias.

Otro proyecto presentado a Pdvsa es el de Micropaleontología para trabajar con microfósiles y microtomógrafos, mediante un software de comparación de imágenes para identificar la presencia de crudo en el subsuelo, además de otras aplicaciones, explica Boccardo, para quien la idea del instituto es la comercialización de estos proyectos siendo PTS el vínculo para las negociaciones con terceros; “la intención es conectar esos proyectos con la industria para la solución de problemas reales”.

Por otra parte, el Instituto apunta al diseño y oferta de cursos y diplomados virtuales para el mercado nacional, a generar metodologías de trabajo del profesor en aula y a virtualizar sus conocimientos. Recientemente, fueron diseñados algunos cursos para automatización industrial de Empresas Polar para el desarrollo de posadas y pequeños hoteles, otro en innovación tecnológica, y uno de polímeros para profesionales que no sean del área.

Asimismo, está en desarrollo un proyecto multidisciplinario que se adelanta a través del Instituto: el diseño de un dispositivo para la inspección de líneas de alta tensión, mediante una alianza entre PTS, Funindes, Fundelec y GuiaX, empresa incubada en el PTS.

A través del Parque Tecnológico Sartenejas se están conformando consorcios, una nueva figura legal que busca atraer fondos y hacer alianzas entre empresas financistas de proyectos de desarrollo tecnológico e innovación con las capacidades del Parque y de la USB.
Esta figura, explica Fátima Da Silva, gerente de Proyectos y una de las directoras del PTS, permite que dos o más entidades jurídicas se unan para desarrollar un proyecto específico por un tiempo determinado.
Hasta ahora, el PTS ha creado dos consorcios: Mecasur y Altethec Solutions, mediante los cuales se da cabida al valor del conocimiento de la Universidad para generar una nueva actividad productiva, y fortalecer y promover la participación de los profesores y su aporte a través de las plataformas de la Universidad, vinculándose con el sector productivo.
En el caso de Mecasur, conformado por PTS-USB, Innovaciones del Sur y Tecnologías Avsec, la misión del consorcio es la de promover proyectos de investigación conjunta, impulsar desarrollos y servicios en mecatrónica, robótica y automatización, instrumentación y áreas afines, así como apoyar las posibilidades de su potencial uso por la sociedad.
Además, busca promover el uso de resultados de investigación realizados por los organismos que la integran, así como impulsar el uso de resultados de trabajos realizados por el grupo de investigación y desarrollo en Mecatrónica de la USB y por la Unidad de Gestión en Mecatrónica y Automática de la Corporación Parque Tecnológico Sartenejas.
El segundo caso es entre PTS y la empresa panameña Altethec Solutions, especialista en integración, aliada al PTS para prestar servicios nacionales e internacionales en sistemas de integración para desarrollos tecnológicos, servicios y productos para el mercado latinoamericano. En este caso, explica Da Silva, el PTS es el enlace de la empresa panameña con empresas incubadas o con la Universidad.

Publicado en Funindes

Por EMILY AVENDAÑO Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

11 Noviembre 2014 EL NACIONAL - DOMINGO 09 DE NOVIEMBRE DE 2014 

La Fundación de Investigación y Desarrollo crea prótesis inteligentes, exoesqueletos, parches de piel y marcapasos gracias a la biomecánica

Cuando el conocimiento se aplica se originan resultados extraordinarios. Hay investigaciones que pueden decantar en la fabricación de una prótesis de rodilla inteligente, el desarrollo de un exoesqueleto que facilite el proceso de rehabilitación, la creación de parches de piel para tratar a los pacientes que sufren quemaduras o la elaboración de córneas artificiales.

Los problemas de la salud pueden abordarse desde la ingeniería, gracias a investigaciones fomentadas por la Fundación de Investigación y Desarrollo de la Universidad Simón Bolívar.Gerardo Fernández, presidente de la institución, define a Funindes como un suplidor de conocimientos, de manera que responde a la triple misión de la universidad: investigar, enseñar y aplicar.

"El objetivo es vincular capacidades de la USB con el entorno, sea el gobierno, empresa privada o particulares. Estas capacidades pueden ser de investigación, desarrollo tecnológico, asesorías y cursos de extensión", expresó.

La rodilla inteligente, por ejemplo, la desarrolló el Grupo Mecatrónica, que combina la mecánica, electrónica, el control de procesos y la informática. El dispositivo posee un microprocesador que adapta el ángulo y flexibilidad de la rodilla al modo de caminar del paciente.

"Copiamos tecnología que está presente en la naturaleza. Reproducimos el mecanismo de CpG que se ha estudiado en animales y luego se descubrió que el hombre también lo tiene. Es un mecanismo de redes neuronales que controla la locomoción en forma independiente del cerebro.

Es decir, que el ser humano no tiene que estar atento a cómo camina para caminar", explicó Fernández.

El exoesqueleto es una especie de armadura mecánica y así como estos equipos la Unidad de Gestión de Soluciones en Biomecánica también ha producido experimentalmente marcapasos o sistemas de medición del ritmo cardíaco.

La inversión.
Funindes trabaja en conjunto con el Parque Tecnológico Sartenejas para lograr que la ciudadanía tenga acceso a estas iniciativas.

"El parque tecnológico tiene como misión tomar estos desarrollos y convertirlos en ideas emprendedoras, en un producto. Buscar inversionistas ángeles, gente que quiera financiar estos proyectos y ponerlos a la disposición del público", dijo Fernández.

En los dos últimos años, la USB no ha recibido financiamiento del Estado para investigación. Fernández afirmó: "El Decanato de Investigación y Desarrollo ha tenido cero en la asignación presupuestaria ordinaria. Los fondos han venido a través de proyectos que se han solicitado ante el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, y de los proyectos que tiene Funindes con empresas públicas y privadas que, luego de pagar los costos, destina parte de los ingresos a actividades de investigación y financia al Decanato".

Distintas áreas.
Funindes abarca diversas especialidades. Cuando ocurrió el derrame de hidrocarburos en la península de Paraguaná, en mayo de 2010, Pdvsa los contrató para que hicieran las mediciones de impacto ambiental.

En el ámbito privado participaron en el desarrollo del Sistema de Gestión de Mantenimiento de Empresas Polar, que comenzó como un proyecto piloto y ahora se implementa en todas las plantas de la compañía. Ese trabajo les permitió crear una especialización en el área de mantenimiento.

En los laboratorios de proyectos adscritos a Funindes también son capaces de estudiar un repuesto que haya fallado en una máquina y reproducirlo, y se consideran los materiales, funcionalidad y forma. Además ofrecen diplomados en áreas como catas de café y cacao, y gestión de bares y restaurantes en el que se forma a bartenders.

        

Videos Destacados

Historias de una patente
Caso: Fernando Morales
Historias de una patente
Caso: Profesora Mónica Krauter
Rodilla Inteligente
Profesor Gerardo Fernández PTS

BUSCAR